• +54 11 5278 6331
  • info@compliancesolutions.com.ar
  • Olazábal 1515 Piso 9 Oficina 901A CP 1428 C.A.B.A Argentina

Aviso de cookies

 

Último revisión: 1 de julio de 2018

 

En Compliance Solutions utilizamos cookies con el objetivo de prestar un mejor servicio y proporcionarle una mejor experiencia de navegación.

 

Este aviso de cookies es parte de nuestra Política de Privacidad.  Para obtener más información acerca de nosotros y cómo protegemos la información de los visitantes, por favor consulte nuestra Política de Privacidad.

 

 

¿Qué es una cookie y para qué sirve?

 

Una cookie es un pequeño archivo de texto que se almacena en el navegador del usuario (tanto en computadoras, tablets o smartphones). Las cookies son esenciales para el funcionamiento, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web, permitiéndonos ofrecerles una mejor experiencia a nuestros usuarios. En ningún caso las cookies podrían dañar su equipo.

 

 

¿Qué tipos de cookies utilizamos?


Utilizamos únicamente cookies propias: son aquellas que se envían a su equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el cual prestamos el servicio que nos solicita. Nuestra web las lee cada vez que realiza una nueva visita. Una cookie puede poseer una fecha de expiración determinada, luego de la cual dicha cookie deja de funcionar.

 

 

Cookies vs. Intimidad


Si no se las utiliza en forma apropiada, las cookies pueden violar el honor y la intimidad de las personas. La Ley Nro. 25.326 de Protección de los Datos Personales considera “dato personal" a toda información que se refiera a personas determinadas o determinables. Por ello, si una cookie recopila información al solo efecto de efectuar transacciones cliente-servidor, pero no la asocia con persona alguna, no vulnerará el derecho a la intimidad de los usuarios. Por el contrario, si los datos recopilados pueden vincularse a una persona determinada, el riesgo de violación de la intimidad es grande. Varios programas navegadores asignan de forma automática el nombre del usuario al archivo que se genera como cookie, quedando formado el nombre de ese archivo por el nombre del usuario, un símbolo de separación y el nombre del servidor que ha dado instrucciones para generar la cookie. Si bien es cierto que para ello el navegador debe haber sido previamente personalizado por el usuario, también lo es que en muchos casos esa configuración viene predeterminada en el sistema. Quienes emplean habitualmente cookies suelen argumentar que el usuario siempre tiene la posibilidad de desactivar en su programa navegador la opción que le permite recibirlas o configurarlo para que le avise cada vez que un website intenta enviarle una. Además, es cada vez mayor el número de programas especialmente diseñados para bloquear su ingreso. En definitiva, el usuario siempre tiene la última palabra. De allí la necesidad de brindar información adecuada. 


Es posible no aceptar el uso de cookies, mediante la selección de la configuración a tal efecto en el navegador, sin embargo, es importante tener en cuenta que si se deshabilitan algunas funciones del sitio pueden no estar disponibles en toda su plenitud.